Interés por la #ComunicacionInterna

Hace poco nos escribió una alumna de la @urjc (Universidad Rey Juan Carlos) que, según ella misma, estaba terminando sus estudios del doble grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Nos pedía ayuda para su trabajo de graduación. Hasta aquí, lo normal de muchos estudiantes que se ponen en contacto con nosotros para proyectos de doctorado, estudios, análisis… Lo diferente en este caso es que la estudiante quería hacer su trabajo de periodismo sobre Comunicación Interna.

Que, ¿por qué nos sorprendimos? Varias razones, verán. Primero, porque ya es poco común que un estudiante de periodismo se fije en la “parcela” de la Comunicación de las organizaciones. Y, segundo, porque los que se fijan piensan mayoritariamente en los procesos de Comunicación Externa, seguramente porque son más visibles. Me refiero básicamente a las relaciones con los Medios de Comunicación, la Comunicación Financiera y a las Relaciones Institucionales o Asuntos Públicos, denominación que gusta más en la sede de la UE.

Confieso que el e-mail de la alumna y sus intenciones nos hicieron mucha ilusión. Por fin una futura profesional decide profundizar sobre la Comunicación Interna y su valor en el mundo empresarial del siglo XXI. Y cabe añadir que su escueto cuestionario para obtener respuestas es digno de analistas ya consolidados. ¿Algún ejemplo de las preguntas? Ahí va: “¿A qué se debe el estancamiento que tiene la comunicación interna con respecto a la externa? ¿Puede que debido al desconocimiento en comunicación interna y sus beneficios para la empresa?”. Otra: “¿Qué resultados trae consigo una buena comunicación interna en una empresa?”. Y otra más: “¿Qué le ofrece una agencia de comunicación a un cliente que reclama servicios de comunicación interna?”.

Las preguntas, por otro lado, nos indujeron también a comentar la borrosa línea que hoy por hoy existe entre Comunicación Interna y Externa o los beneficios a medio plazo, visibles en la cuenta de resultados, que obtiene la empresa que planifica la Comunicación y comprende su intangibilidad.

Recordé una frase de esas a las que se suele acudir para dejar una reflexión en el aire: “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”. No recordaba de quién era, pero tras encomendarme a “San Buscador”, veo que se le atribuye a Eleanor Roosevelt, que más que mujer de un presidente fue una auténtica activista por los derechos humanos. Derechos humanos, recursos humanos, responsabilidad social corporativa, Comunicación Interna… Todo casa.

Por Jesús Ortiz, consultor sénior de Estudio de Comunicación España

@JesOrtizAl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.