La Biblioteca Pública de Nueva York revoluciona Instagram

Como buena millenial, el móvil se ha convertido en una extensión de mi cuerpo. Aprovecho los tiempos de viaje para consultar las noticias, comprobar en Twitter que el mundo sigue girando, continuar las conversaciones que he dejado a medias en WhatsApp o Instagram y responder a los emails de mis clientes y compañeros de trabajo. Este pequeño aparato está cada vez más integrado en nuestro día a día, tanto personal como profesional. Empresas, políticos e instituciones lo saben y buscan ser los primeros en llegar a donde está su público.

El último ejemplo de ello es la decisión de la Biblioteca Pública de Nueva York (New York Public Library o NYPL) de utilizar Instagram Stories para publicar obras clásicas como Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, o La Metamorfosis, de Franz Kafka, a través de su perfil en la red social. Las lecturas se adaptan perfectamente a la pantalla del móvil y a la dinámica del funcionamiento de las stories: hay que mantener pulsado el dedo en la pantalla para poder leer el texto y dar un toque en el margen derecho para pasar a la siguiente “página”.

A muchos les parecerá que esto no es nada revolucionario: que el formato es similar al de abrir una aplicación de lectura de ebooks y que, si la gente no lee ebooks, tampoco lo harán en Instagram Stories. Sin embargo, al adaptar la lectura a las stories, la institución también se adapta a la manera de leer y de interactuar de los más jóvenes, para quienes la atención se cobra cara. Con apenas tres párrafos por página, este novedoso formato contribuye a que la lectura sea dinámica y el usuario pueda pasar las “páginas” de manera más rápida. Además, tiene un espacio vacío en la parte inferior derecha perfecto para posicionar el dedo de manera que no tape ninguna línea. Los capítulos se guardan de forma permanente en la parte superior del perfil de la institución, de manera que, si dejas a medias el capítulo, puedes retomarlo cuando desees. La lectura también está acompañada de ilustraciones y animaciones de artistas gráficos con presencia en la red social.

Con este innovador uso de la red social, la NYPL se adapta a las nuevas costumbres de interacción con el contenido y va allá donde está el público al que quiere captar. El usuario que siga a la biblioteca pública en Instagram no tendrá que sentir la urgencia de leer la novela, sino que, cada vez que la institución suba un nuevo capítulo, la propia aplicación le avisará de la novedad. Así se consigue que los libros lleguen a las personas, en vez de que las personas vayan a los libros.

La iniciativa de la NYPL en Instagram es otra prueba de cómo una institución que pudiera parecer vetusta utiliza las ventajas de la tecnología y las redes sociales para adaptarse a los nuevos tiempos, conquistando a los más jóvenes con una afición tan vieja como los siglos (leer). No quedan excusas para las empresas que todavía siguen aplazando el desarrollo de las necesarias estrategias digitales. En el caso de la NYPL, los números lo dicen todo: el día del lanzamiento de la primera obra fue su día más exitoso en Instagram Stories, con más de 450.000 impresiones. El perfil de la biblioteca pública consiguió además 7.100 nuevos seguidores, multiplicando por 56 su tasa de crecimiento normal, según la revista estadounidense Fast Company.

Por Aída Prados, consultora senior en Estudio de Comunicación

@prados_aida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.