La importancia de aplicar el sentido común en las redes sociales

Les confieso que le he dado un par de vueltas al título de este post. Mi sentido periodístico me pedía usar uno con un poco más de gancho y que reflejara mejor  la importancia de saber medir qué es noticia y qué no ante hechos tan brutales como la muerte del fotoperiodista James Foley. Pero el sentido común me dice que esta entrada no es sobre James Foley, sino sobre cómo los compañeros de profesión y los usuarios han tratado su asesinato en las redes sociales.

Tras conocerse el triste suceso, los internautas, entre ellos incluso algunos compañeros del periodista, difundieron en las redes sociales el vídeo de su ejecución como hecho informativo y también como denuncia de lo ocurrido. De esta forma, el vídeo se reproducía una y otra vez en la red. Tuvo que ser un familiar el que pusiera cordura en esta escena, pidiendo, también en las redes sociales, que por favor no se difundiera y no se visualizara por respeto a la familia y al propio James Foley: “Don’t watch the video. Don’t share it. That’s not how life should be.”

Efectivamente. La vida no debe ser así. Las redes sociales cuentan con la capacidad de democratizar el derecho a la opinión y a la libertad de expresión. Son altavoz de ciudadanos y personas anónimas que quizás de otra forma no podrían hacerse oír, pero su repercusión también puede ser negativa. Por ello, el sentido común debe regir siempre la comunicación en redes sociales, ya provenga de usuarios, instituciones o empresas.

En este caso concreto, fue el propio Twitter quien decidió finalmente suspender las cuentas que enlazaban al vídeo y mandar un comunicado. Esta medida ha causado polémica entre aquellos que la consideran un modo de censura.

Pues bien, llevo 16 años ejerciendo como periodista. No son muchos años pero mi sentido común y mi humanidad me dicen que informar sobre este vil asesinato es noticia. Difundir las imágenes en directo del crimen, no.

Todos, en comunicación online, debemos ser cuidadosos y conscientes de qué es de interés para la opinión pública y aquellos usuarios a los que nos dirigimos, y de lo que no.

Por Támar Salazar, consultora sénior de Estudio de Comunicación. España.

@TamarSalazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.