Las seis reglas de George Orwell para escribir (y pensar) mejor

En 2020 se cumplen 70 años de la muerte del reputado periodista británico George Orwell. También novelista, ensayista y crítico de prestigio, Orwell es conocido mundialmente por su estilo de escritura sobria, limpia y concisa, y su lucha contra la prosa descuidada y poco clara.

En su célebre ensayo “La política y el idioma inglés”, que publicó en 1946 en pleno auge de su carrera, carga contra los textos inexactos, que conducen a la desidia en el uso del lenguaje. Para Orwell, este es una herramienta de transmisión del pensamiento. Y, como tal, una escritura imprecisa nos impide tener el control sobre lo que queremos comunicar.

Escribimos como pensamos y viceversa. La claridad de nuestras ideas se refleja en la redacción de nuestros textos…pero también funciona en sentido contrario: nuestra forma de escribir y de expresarnos contribuye a estructurar nuestros pensamientos. Así, una escritura más clara nos ayudará a pensar ‘mejor’ y a ser conscientes de cada palabra que empleamos.

El periodista británico nos dejó en el citado ensayo seis claves para escribir claro, que sirven como guía para mejorar nuestra redacción diaria (desde correos electrónicos hasta informes, propuestas, presentaciones…) y ser más precisos en nuestra comunicación. Estas son:

  1. Evita utilizar metáforas, comparaciones o figuras retóricas que estés acostumbrado a ver escritas. Los clichés pierden el poder evocador original.
  2. Evita, siempre que puedas, las palabras o composiciones largas: usa una alternativa más corta.
  3. Elimina cualquier palabra de la que puedas prescindir: haz tus textos más cortos.
  4. Huye de la voz pasiva: utiliza siempre que puedas la voz activa.
  5. Evita el uso de extranjerismos o tecnicismos, aunque tú los entiendas: piensa en tu audiencia y simplifica tu mensaje.
  6. Rompe cualquiera de las reglas anteriores antes de escribir un sinsentido.

Decía Orwell que “estas reglas pueden parecer básicas (y lo son), pero exigen un profundo cambio de actitud en cualquiera que se haya acostumbrado a escribir de otra manera”. El objetivo de estas reglas es deshacerse de cualquier palabra que distraiga del mensaje, escribir de manera más sencilla y esforzarnos por utilizar la palabra exacta, para conseguir el texto más preciso y que nuestro destinatario entienda exactamente qué queremos expresar. Como dijo el periodista estadounidense George Packer en una conferencia sobre George Orwell en Barcelona hace dos años: “las palabras no deberían llamar la atención sobre sí mismas, deberían llevar al lector directamente a la realidad” de lo que queremos transmitir.

 

Por Aída Prados, consultora sénior de Estudio de Comunicación España

@prados_aida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.