Mónica Limón, Mónica Naranjo

 

Aunque ya me he incorporado hace días después de mis vacaciones estivales, hay un soniquete que todavía me ata a ellas. No puedo dejar de tararear mentalmente la canción del anuncio de Shandy Cruzcampo de este verano, esa de “helado de limón, helado de naranja, caramelo de limón, caramelo de naranja…”.

Casi sin sintonía, con incorrecciones lingüísticas (“árbol de limón” en castellano tiene un nombre, y es limonero, igual que “árbol de naranja” es naranjo) pero con una estética muy moderna y un ritmillo pegadizo, ha conseguido que media España cante este jingle.

Echando la vista atrás, todos recordaremos otras canciones de anuncios “absurdas” pero muy pegadizas. ¿Quién no cantó “Amo a Laura” o “Teeeengo gambas, tengo chopitos, tengo croquetas, tengo jamón”? Melodías que en sí mismas eran el enganche para el público y que hicieron que, aún pasados los años, nos acordemos de estos anuncios de la MTV y de la ONCE.

“Absurdos” o no, estos anuncios, junto con sus canciones, han conseguido algo que a veces se olvida pero es que es sumamente importante cuando hablamos de publicidad: que todo el mundo sepa qué marca se anuncia. Muchos son los ejemplos de preciosos spots cuya efectividad es nula ya que nadie los relaciona con el producto anunciado. Sin embargo, Shandy, MTV o la ONCE dejan claro que la creatividad no está reñida con la eficacia.

 

Nieves Serrano, consultora. 

@Nieves_Serrano2

 

 

Foto: gaelx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.