“Ningún empresario realiza un recorte de plantilla por gusto, siempre es humanamente muy doloroso”

CEO Estudio de Comunicación es entrevistado por Muy NegociosBenito Berceruelo, CEO de la consultora Estudio de Comunicación, nos atiende telemáticamente para contarnos cómo están viviendo en la empresa las consecuencias de la pandemia de coronavirus. La firma, con casi cuatro décadas de historia, no ha tenido que recurrir a ajustes de plantilla y, para el grueso de su equipo, ajustarse a las nuevas dinámicas de distanciamiento social en el trabajo no ha sido muy traumático puesto que ya estaban acostumbrados a funcionar con teletrabajo.

Presente en varios países, Berceruelo es consciente de que poco será igual que antes sobre todo en un sector que ha sufrido tanto como la comunicación empresarial. Pero, el CEO tiene una receta clara para salir de esta. Trabajo, un equipo comprometido y dar un servicio de calidad.

¿Qué es lo que más les está afectando de esta crisis? ¿Cómo lo estáis viviendo?

Es imposible no vivir una crisis de este tipo sin una preocupación por el futuro empresarial y, sobre todo, una enorme compasión por las víctimas de la pandemia. Estamos asistiendo a un parón de la actividad económica en todo el mundo que no tiene precedentes, al menos próximos en el tiempo. A pesar de todo ello, en Estudio de Comunicación estamos trabajando con normalidad y dando servicio a los clientes, que continúan teniendo necesidades de comunicarse con todos sus públicos, en ocasiones para explicar las medidas de ajuste que se ven obligados a realizar, en otros casos para contar su aportación social, por ejemplo.

¿Le ha sorprendido las consecuencias que está teniendo la pandemia?

Nos ha sorprendido sobre todo el alcance de la pandemia. En nuestra empresa hemos tenido varios afectados y desgraciadamente algún miembro del equipo ha perdido seres queridos. Hemos intentado responder con rapidez y salvaguardando la salud de todos sin dejar de atender a los clientes. Estábamos preparados para el teletrabajo, todo el mundo contaba con ordenadores portátiles, conexión en sus casas y experiencia de trabajo a distancia, y eso ha facilitado mucho el proceso.

¿Cuándo empezó a notar los efectos de la crisis sanitaria en su empresa?

Nosotros hemos notado los efectos en dos aspectos, por un lado, ha habido clientes que nos han pedido hacer un paréntesis en los trabajos mientras tengan cerrados sus negocios, por otro hemos tenido nuevos clientes que necesitan explicar sus decisiones para afrontar la crisis.

Internamente, decidimos que parte del equipo trabajara desde sus casas unos días antes de que el Gobierno lo hiciera obligatorio.

¿Ha tenido que tomar medidas de ajuste de plantilla (ERE o ERTE) a consecuencia de la pandemia? ¿Qué otras medidas alternativas al ERTE se podrían haber tomado o estáis llevando a cabo?

Hemos tomado la decisión de no hacerlo. Es cierto que tenemos menor carga de trabajo que antes de la pandemia y que podríamos tener motivos técnicos para hacer un ajuste parcial, pero siempre hemos pensado que una consultora es sobre todo su equipo humano. Estudio de Comunicación tiene una gran diferencia en el mercado que es que contamos con un equipo senior, muy especializado y comprometido, que tiene una altísima permanencia en nuestra firma. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para proteger a nuestro equipo, para que no sufran las consecuencias y puedan seguir prestando el mejor servicio, porque ellos son nuestro principal activo.

¿Cómo se toma una decisión así? ¿En qué se piensa cuando se valora tomar una medida que va a afectar a terceras personas?

No lo puedo decir en primera persona porque en 37 años de historia de nuestra empresa nunca hemos realizado un ajuste de plantilla a pesar de que hemos vivido varias crisis y podríamos haberlo hecho. Pero sí hemos vivido esa decisión asesorando a muchos clientes en problemas laborales y puedo asegurar que ningún empresario realiza un recorte de plantilla por gusto, que siempre es humanamente muy doloroso. Las empresas quieren contratar gente, crecer, ganar dinero…nunca quieren despedir a nadie.

¿Qué cambios han tenido que hacer para hacer frente a la situación?

El principal cambio ha sido generalizar el teletrabajo. El equipo de consultoría de nuestra firma está acostumbrado a trabajar desde casa o desplazado en diferentes ciudades y países, para ellos no ha sido tanto problema. Pero sí ha sido un reto en el back office y áreas de soporte: legal, fiscal, contable, secretaria, etc. Afortunadamente nuestro equipo de sistemas ha hecho un gran trabajo y hoy estamos el 100% de la plantilla en los cinco países trabajando desde nuestras casas de forma eficaz.

¿Ha podido aprovechar alguna de las medidas que han tomado las administraciones?

No. No lo hemos necesitado y creo que si así hubiera sido no habríamos encontrado apoyo público para una empresa y una actividad como la nuestra.

¿Cómo cree que cambiará su sector una vez se haya podido superar la crisis sanitaria y se levanten todas las restricciones al conjunto de la sociedad?

Creo que esta crisis en el sector de la comunicación va a ser un acelerador de los procesos que ya estábamos viviendo. Seremos más online, tendremos tiempos más cortos para dar respuesta a los retos. Pero me gustaría que fuéramos capaces de aprender y darnos cuenta todos de que el rigor, la ética y la profesionalidad en toda la cadena de la comunicación empresarial (empresas, consultoras, medios, etc.) son beneficiosos para todos.

¿Cómo planean afrontar la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos tan súbitamente?

¡Trabajando! No tenemos otra fórmula. Cuanto más difíciles están las cosas, es más necesario trabajar más duro, para dar un mejor servicio y diferenciarte más de tu competencia. El mercado, después de la crisis, será todavía más competitivo. En Estudio de Comunicación nunca hemos apostado por el volumen o por nuestro crecimiento económico, siempre hemos apostado por la calidad de nuestro servicio, queremos ser los mejores no los mayores. Así que continuaremos afrontando la crisis con la misma fórmula, tener el mejor equipo y dar el mejor servicio.

¿Ha aprendido algo de esta crisis o saca alguna lectura positiva de lo vivido en estos primeros meses de 2020?

Me gustaría quedarme con la imagen de solidaridad, con la imagen de las empresas donando dinero o cambiando su producción para salvar vidas. Quiero conservar el ejemplo del Corte Inglés, que ha cambiado la producción en su fábrica de ropa de moda para hacer mascarillas, o la de Antolín que se ha reconvertido para fabricar batas y pantallas protectoras con los materiales con los que fabrica componentes del automóvil, o la de Iberdrola que ha puesto a trabajar a sus suministradores de material eléctrico para lograr traer respiradores y material médico de todo el mundo. También quiero quedarme con la imagen de la gente saliendo a los balcones a aplaudir a los sanitarios. Me gusta esa España y creo que esa España tiene futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.