Rentrée

Comenzamos el mes de septiembre y se activan de nuevo todos los planes, cambios e ideas que habíamos dejado a medio terminar encima de la mesa, en el ya lejanísimo mes de julio, con la esperanza secreta de que, tras las vacaciones, todo se iba a solucionar por arte de birlibirloque. Pero no. La realidad es tozuda y lo que guardamos en el cajón hasta septiembre sigue ahí y, lo que es peor, en el mismo punto en el que lo dejamos.

El nuevo curso comienza y debemos ponernos manos a la obra lo antes posible. Es hora de empezar con las iniciativas que marcarán los próximos meses. Las operaciones empresariales necesitan de previsiones, planificación, objetivos y por supuesto comunicación.

Es por ello, que, tras el paréntesis veraniego y después de hablar sobre viajes, restaurantes y paisajes, es necesario que realicemos una puesta en común sobre las acciones a las que vamos a tener que hacer frente a lo largo de los próximos meses.

Improvisar puede ser muy caro en Comunicación y una pésima forma de abordar los problemas y desafíos a los que, sin duda, tendremos que enfrentarnos. Ahora, con las pilas cargadas, es hora de planificar nuestro trabajo, establecer las tareas y proponer objetivos. No desperdiciemos el poco tiempo que tenemos antes de que el día a día nos devore.

Por Alejandro de Antonio, director en Estudio de Comunicación.

@AdAntoG

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.