#Publicidad: Celebrities, redes sociales y publicidad encubierta

Las redes sociales no solo lo han globalizado todo, sino que han abierto nuevas vías de promoción de productos y servicios. Una de las facetas de la comunicación que han cambiado afecta a la labor de prescripción de una marca. Estoy pensando en la presencia de las celebrities en Twitter. Un tuit de Justin Bieber o Katy Perry puede llegar a sus 50 millones de seguidores, una audiencia antes solo alcanzada en televisión.

Para las marcas, los testimoniales de famosos a través de las redes sociales son una forma eficaz y creciente de promoción. Pero, ¿hasta qué punto un mensaje de un famoso recomendando una marca es publicidad encubierta o mera información? ¿Son los seguidores conscientes de cuando el mensaje es publicitario?

Hay una delgada línea que separa la publicidad encubierta de los mensajes meramente informativos y desinteresados en las redes sociales. Los anunciantes, en cualquier campaña, están obligados por ley a distinguir claramente los mensajes promocionales que realizan en los medios de comunicación. En Internet y en las redes sociales, se aplica la misma regulación que existe para la publicidad offline –Ley General de Publicidad y Ley de Competencia Desleal–, así como lo estipulado sobre comunicaciones comerciales en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI).

Muchas veces, las reglas que se aplican a la publicidad en otros ámbitos se incumplen en estas plataformas, cruzando así la delgada línea que separa lo legal de la publicidad encubierta. La utilización de famosos para publicitar un producto o servicio es habitual y lícita, siempre que se identifique como un mensaje patrocinado y quede patente que se trata de un anuncio.

Por una parte, existen plataformas como adly.com, que se encargan de gestionar los patrocinios a cargo de famosos en las redes sociales con mensajes promocionales identificados como tal. En otras ocasiones, un mensaje promocional encubierto queda en evidencia por los azares de la propia tecnología con la consiguiente pérdida de eficacia y credibilidad para la marca… Por ejemplo, cuando una famosa presentadora se declaró “enamorada” de la tableta Surface de Microsoft y lo tuiteó desde su iPad o un conocido torero presumía de su Sony Experia en un tuit enviado desde su iPhone.

En todo caso, lo cierto es que todo “tuit” de contenido publicitario debería ser identificable como tal para el consumidor medio, en el caso de que no haya sido expresamente identificado como “tuit” patrocinado.

Por Sonia Diaz. Directora de ESTUDIO DE COMUNICACIÓN. Madrid.

@sonia_diazg

,
One Comment
  1. Las redes sociales son muy importante hoy en día, muy buen artículo de acuerdo contigo cien por ciento, Gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.