La imparcialidad “mató” a las estrellas de la BBC en las Redes Sociales

“Si quieres ser columnista de opinión o hacer campaña partidista en las Redes Sociales, es una opción válida, pero no deberías estar trabajando en la BBC”.

Con esta rotundidad ha estrenado su cargo como director de la radiotelevisión pública británica, Tim Davie, quien ha abierto un enconado debate. Davie justifica la prohibición de que los periodistas opinen en las Redes Sociales en la necesidad de renovar el compromiso con la imparcialidad y plantea si ésta se ha vuelto “aburrida y tediosa”.

En su opinión, “no se trata de abandonar los valores democráticos, como la defensa de un debate justo y equilibrado. Consiste, más bien, en liberarnos de todo sesgo político y que nos guíe la búsqueda de la verdad, no una agenda particular”.

Ante esta sorprendente declaración de principios, los periodistas de la BBC aguardan con inquietud la presentación, en las próximas semanas, de las recomendaciones para mantener la imparcialidad. Tim Davie ha avanzado que impondrá nuevas normas sobre las Redes Sociales, que serán “rigurosamente exigidas” e implantará cursos de formación para explorar “los dilemas del mundo actual”.

Los detractores del decimoséptimo director general de la BBC recuerdan que es un hombre sin carrera periodística, pero con experiencia en el mundo del marketing, con una trayectoria labrada en Pepsi y Procter & Gamble que asume la gestión de un medio de comunicación en crisis, a la búsqueda de un modelo de negocio golpeado por la competencia digital. La BBC está obligada a mantener su producción en la televisión y radio tradicionales con la misma calidad y con un presupuesto menguante. En el lado opuesto está también el primer ministro británico, Boris Johnson, quien no olvida lo críticos que han sido con él los periodistas públicos y juega con la idea de recortar la financiación de la cadena.

La BBC busca su supervivencia, como tantos otros medios y las Redes Sociales no son su principal problema, sino un síntoma. La decisión de prohibir a los periodistas opinar responde a un sonoro modo de asumir el mando. La cuestión es si los periodistas de la BBC y, todos los demás, somos capaces de tuitear sin que se deslice un adjetivo o un signo de interrogación. Las Redes Sociales son intuitivas e inmediatas y muchas veces, las respuestas obedecen a impulsos y emociones. La reflexión nos hará perder frescura. Y seguidores. En Twitter, por ejemplo, @BBCWorld suma 28,8 millones de seguidores y 314.600 tuits, @BBCNews 11,2 millones de seguidores y 426.7000 tuits y @BBCBreaking 45,1 millones con 36.700 tuits, sin rastro de Tim Davie.

Por Garbiñe Plazas, directora de Estudio de Comunicación España

@gplazasu

, , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.