Digitalización y sostenibilidad ¿las nuevas commodites de la Comunicación?

Hoy no hay empresa que se precie que no incluya en sus comunicaciones los conceptos de sostenibilidad y transformación digital.

Parece que ahora todos quieren ser verdes y tecnológicamente avanzados. Pero querer no es igual que ser. Y aunque, sin duda, ambos conceptos tienen un gran valor, el grado de sostenibilidad y de digitalización de las Compañías debe estar soportado por datos que lo avalen. Porque para que la Comunicación sea efectiva, tiene que ser creíble. Y la credibilidad solo se gana con la verdad. Con el peso de los hechos y las acciones. Por eso no basta con hacer alardes tecnológicos como retransmisiones en streaming, webinars o papers, supuestamente realizados con big data, ni con colgar el cartel de empresa sostenible en webs, folletos de productos, informes anuales y demás soportes online y offline.

Hace muchos años se instauró también el concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) siendo al principio un “cajón de sastre” en el que cabía de todo. Con el tiempo la RSC se ha concretado, se ha segmentado por stakeholders, las acciones se han cuantificado y, por ello, la comunicación se ha hecho más transparente y efectiva.

Es cierto que circunstancias como la pandemia de la COVID 19 o el cumplimiento de la agenda 2030 y los ODS han acelerado cambios muy significativos en las empresas. Cambios que también están teniendo su reflejo en la comunicación. Sin embargo, a nadie se le escapa que los procesos de cambio requieren sus tiempos para adaptarse a nuevas normativas y nuevos entornos. Baste, como ejemplo, la recientísima entrada en vigor para el sector financiero del  reglamento europeo sobre divulgación de información al cliente, que exige a las gestoras y asesores a posicionarse sobre si tienen en cuenta o no la sostenibilidad en la gestión sus productos. Un marco legal por el que las entidades deben autodefinirse para que los inversores tomen “decisiones mejor informadas” sobre cuestiones de finanzas sostenibles.

En esto de la sostenibilidad y la digitalización los legisladores tienen aún mucho recorrido. Y de ahí que los que nos dedicamos a la Comunicación Corporativa tenemos que estar muy atentos a las nuevas normativas para huir del riesgo que siempre tiene apalancarse única y exclusivamente en valores commodities sin diferenciación alguna, sin acciones, procesos y procedimientos concretos que hagan visible el esfuerzo y los logros alcanzados por las empresas más allá del mero slogan. Como dice un buen amigo los profesionales de la Comunicación no podemos ser predicadores  televisivos sino gestores de la realidad.

Por Charo Gomez, Socia en Estudio de Comunicación.

@CharoGmez1 

, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.