Objetivos de Desarrollo Sostenible y su integración en las Memorias de Sostenibilidad

La adopción, por parte de Naciones Unidas, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015 supuso una llamada a tomar conciencia de la importancia que gobiernos, instituciones, empresas, organizaciones sociales y ciudadanos tenemos para hacer frente a los retos económicos, sociales y medioambientales que afronta el planeta.

Alcanzar los objetivos requiere del compromiso de todos. No obstante, las empresas, dada su capacidad para dinamizar los entornos en los que operan, pueden adoptar un rol de agente transformador que sirva de ejemplo para el resto de la comunidad. Y así está ocurriendo en los últimos años. Muchas empresas han visto como asumir estos retos e integrar estos objetivos en sus estrategias podrían ofrecerles una oportunidad para innovar y sacar ventaja competitiva.

Año tras año son más las empresas que deciden incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). De hecho, según el VII Informe del impacto social de las empresas, elaborado por la Fundación SERES y Deloitte, el 92% de las empresas que participaron en él afirman contemplar estos principios. Un claro ejemplo de cómo las organizaciones empresariales han asumido la importancia de su papel en su consecución.

Los ODS se están convirtiendo, así, en una guía o marco de referencia para sus estrategias de RSE. Además, permiten que las actuaciones de las empresas puedan ser compartidas con sus grupos de interés. Pero para ello resulta esencial establecer mecanismos que permitan hacer un seguimiento y medir el alcance de manera que se pueda ver el progreso obtenido para la consecución de los objetivos.

En este punto, los informes no financieros y las memorias de sostenibilidad constituyen herramientas de comunicación esenciales. Hace ya más de dos décadas que muchas empresas vienen desarrollando memorias de sostenibilidad para recoger y compartir sus avances en materia de RSE. La adopción de los ODS hace necesario tomarlos en consideración para que estos se integren en la información que facilitamos a nuestros públicos de interés. No se trata, solamente de enumerar las actividades y vincularlas con los objetivos. Hay que establecer unos mecanismos que permitan, a partir del establecimiento y priorización de los objetivos asumidos, definir las acciones e informar del progreso conseguido.

Es indudable que más allá de asumir unos compromisos, las empresas han de desarrollar actuaciones que permitan pasar a la acción para su consecución. Nuestros públicos objetivos no sólo deben ser partícipes de ellos, sino que han de ir conociendo los avances y progresos que se están produciendo. Las memorias e informes de sostenibilidad bien estructuradas pueden contribuir a ello.

Por Gerardo Miguel, director de cuentas de Estudio de Comunicación

@GerardoMiguelb

 

, , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.