Comunicar con hechos

Confieso que en este momento se me están cayendo las lágrimas. Acabo de ver los vídeos que la chef Pepa Muñoz ha publicado en Instagram sobre los incendios que asolan la provincia de Ávila, incluida la sierra de Gredos. Parecen sacados de una película de terror. Lamentablemente, no son ficción, sino la dura realidad.

Desafortunadamente, la historia se repite cada verano. No obstante, en esta horrible situación, hay muchas personas que están dando lo mejor de sí mismas para contrarrestar los efectos negativos causados por el fuego. En primer lugar, la Unidad Militar de Emergencias, la guardia civil y los bomberos están a la altura, una vez más, y realizan un trabajo impagable. Incluso la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital están también ayudando, ya que han desplazado efectivos hasta la provincia vecina para ayudar a extinguir este gran incendio, el peor en toda España en lo que va de 2021.

En esta tragedia, la ciudadanía ha demostrado un comportamiento ejemplar, cada uno ayuda en todo lo posible para paliar los efectos del destrozo. Entre ellos, un equipo de cocineros se ha arremangado y se ha puesto manos a la obra para dar de comer a quienes lo necesitan. Pepa Muñoz -chef de El Qüenco de Pepa y representante en España de la ONG de José Andrés World Central Kitchen– fue desalojada de su casa a las 09:00 de la mañana del domingo 15 y, dos horas más tarde, puso en marcha una cocina en el Palacio de Congresos de la capital abulense para dar de comer a todos aquellos que estaban haciendo frente a los incendios. Según cuenta Cristina Aldaz en El Mundo, Muñoz prepara a diario 5.000 raciones de comida y cena para todos los implicados en las labores de control.

Al trabajo de Pepa Muñoz en la cocina y al de Javier García y José Antonio (Woody) García en las labores de coordinación, se les suma la labor desinteresada de decenas de voluntarios -que están poniendo todo de su parte ante esta situación tan difícil-, así como de los ayuntamientos, que aportan recursos e infraestructuras para combatir esta tragedia.

Todas estas personas e instituciones están comunicando, están lanzando poderosos mensajes, y lo están haciendo con hechos (y no solo con palabras). En situaciones de emergencia como esta, la colaboración de todos puede resultar fundamental y, con lo que cada uno/a pueda aportar, las crisis se resuelven de forma más fácil.

Como ciudadanos, debemos tener conciencia de todo aquello que nos rodea y también preservar el futuro del planeta, algo que no parece muy esperanzador tras un demoledor informe de la ONU presentado la semana pasada que advierte de los peligros a los que nos enfrentamos a causa del cambio climático. De seguir así, las temperaturas subirán y los incendios como este -y los otros seis que han tenido lugar en toda España debido a la reciente ola de calor- serán cada vez más frecuentes. Por ello, Naciones Unidas nos llama la atención por la responsabilidad que todos tenemos y nos insta a que seamos más responsables y tengamos unos hábitos más sostenibles, algo que repercutirá en las generaciones futuras. Las llamadas de atención son llamadas a la acción.

 

Por Biel Huguet, consultor sénior de Estudio de Comunicación.

@BHuguetAlbons
,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.