Más allá de los sentidos

La inevitabilidad de la inclusión de lo digital en la realidad nos fuerza, casi sin darnos cuenta, a vivir la vida conectados a lo intangible. Pieza a pieza, los fragmentos virtuales se unen conformando un lugar paralelo al mundo real, un mapa digital en el que sumergirnos, tan inmenso como el mismísimo mundo. Casi parece cumplir la promesa del relato “Del Rigor en la Ciencia”, escrito por Jorge Luís Borges: “En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el mapa de una sola provincia ocupaba toda una Ciudad, y el mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, estos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él”. Una gesta imposible, solo probable en una realidad vesánica traída de los párrafos del mismísimo Lewis Carrol, quien ya fue el primero en imaginar esto: “¡Realizamos un mapa a escala del país! Los granjeros se opusieron, ellos dijeron que cubriría completamente el país, ¡y no dejaría pasar la luz del sol!”.

El oxímoron que se abre camino

El mapa digital que hemos conformado no tapa el sol, pero sí ocupa su grandiosidad. Y nuestra capacidad de interactuar con él va en aumento. Un ejemplo de ello son los muchos estudios de arquitectura que recrean proyectos a través de Realidad Virtual, permitiendo al cliente observar, casi in situ, los resultados finales estimados. La posibilidad de programar visitas guiadas virtuales de un museo o una planta de producción, o recorrer el interior de un complejo hotelero desde la comodidad de tu hogar, son solo algunos avances que permiten llevar más allá el concepto de comunicación y marketing. Siempre es más fácil comunicar una idea si consigues despertar una reacción emocional en tu audiencia, y este mundo ininteligible, casi epistemológico, se ha convertido en una extensión virtual de nuestro entorno.

Para Román Gubern, historiador y doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona, encuentra en la Realidad Virtual un oxímoron, una paradoja verbal provocativa: “Algo no puede ser real y virtual a la vez”. ¿Pero acaso no pagamos con dinero virtual y no pasamos parte de nuestra jornada laboral inmersos en mundos virtuales? ¿Ese dinero es menos real? ¿Ese trabajo es menos valioso? Concertar reuniones virtuales a través de Oculus, cerrar un trato a través de una videollamada, atender a tus stakeholders a través de un Webinar, emocionar a tus seguidores con un tweet de 150 caracteres…

La realidad a través del espejo

David Gelernter, científico informático, popularizó el término ‘El Mundo Espejo’, con relación al concepto de Realidad Aumentada que parece ser tendencia en aumento, un estrato de información que se superpone al mundo real. Podríamos llegar a ver etiquetas con la dirección de las redes sociales flotando sobre la cabeza de las personas, una señalización que indique el lugar correcto, anotaciones o curiosidades de monumentos destacados… La vida adquiere una naturaleza dual, combinando lo real y lo virtual, y ya lo vemos en algunas aplicaciones o programas de entretenimiento.

Aplicaciones como Pokemon Go, con unos ingresos de 1.000 millones de dólares en 2020 a pesar de la pandemia, y acumulando 632 millones de descargas, permite introducir al ciudadano de a pie en el universo de Nintendo, en tu alrededor propio. Otras como Ikea Place, nos da la posibilidad de visualizar el posicionamiento de los muebles de la marca en nuestro hogar, respetando las medidas y ajustando el mobiliario.

Ya hay medios que empiezan a integrar esta tecnología en sus métodos de comunicación, como Informativos de Antena 3, que utiliza la Realidad Aumentada para mostrar gráficos, o escenarios. Recientemente, Televisión Canaria fue tendencia en redes por su uso en la cobertura de la erupción del volcán. Es cuestión de tiempo que la tendencia vaya en aumento, y veamos esta tecnología como una gran herramienta de marketing y comunicación de éxito, que entra por los ojos, y de fácilmente accesible.

 

Por ahora, los conceptos de Mundo Espejo, Realidad Virtual, y Realidad Aumentada siguen en proceso de expansión, pero es cuestión de tiempo que su uso esté estandarizado en todos los procesos comunicativos y publicitarios, en todos los ámbitos de la vida, aprovechando ese mapa virtual, esa red ininteligible, que ocupa la inmensidad de nuestro mundo.

 

@JaimeIglesiasM

, , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.