fbpx

La lectura y los libros: un bien necesario

Neil Postman, en el prefacio de su libro ‘Divertirse hasta morir’, reflexionaba sobre dos clásicos de la literatura distópica “1984”, de George Orwell y “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley. Señalaba el estadounidense que “Orwell temía a aquellos que pudieran prohibir los libros, mientras que Huxley temía que no hubiera razón alguna para prohibirlos, debido a que nadie tuviera interés en leerlos. Orwell temía a los que pudieran privarnos de información. Huxley, en cambio, a los que llegaran a brindarnos tanta que pudiéramos ser reducidos a la pasividad y el egoísmo”.

Lo deseable sería que no ocurriera ninguna de estas dos situaciones ya que, quienes acabarían perdiendo son las sociedades. Se suele decir, no sin razón, que aquellas que han alcanzado mayor nivel de desarrollo o están en proceso de ello, cuentan con unos índices de lectura en su población muy elevados.

En España, que tradicionalmente ha tenido unos índices de lectura inferiores a buena parte de los países de nuestro entorno, durante el confinamiento y la pandemia ha vivido un fenómeno interesante. En los momentos más duros, muchos españoles nos aferramos a la lectura como una actividad que nos ayudó en nuestro encierro. De hecho, el Barómetro de Hábitos de Lectura y compra de libros que elabora la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), registró un incremento del porcentaje de lectores frecuente de siete puntos porcentuales. Pasó del 50% al 57%. El mayor incremento observado desde que se hace este estudio. Pero, además, tanto a finales del año 2020, como durante 2021, si bien se produjo una caída de la lectura frecuente, una vez que se recuperó la actividad en la calle, siguió situándose por encima del registrado en 2019, en el 53%. Hay otro dato para quienes ‘ponen en cuarentena’ los datos de las encuestas. Son las cifras de facturación del sector. En 2020, las ventas crecieron un 0,8%, a pesar de la situación, y las previsiones para 2021, a falta de que se publiquen los datos, es que continue el crecimiento.

La lectura y los libros forman parte de nuestras vidas. Nos acompañan en momentos difíciles, nos los hacen más llevaderos. Nos dejan viajar cuando no es posible. Nos permiten ser piratas en busca de tesoros en islas desiertas; descubrir mundos submarinos; analizar claves para desvelar misterios; vivir en épocas pasadas y en mundos imaginarios… Pero también ampliar conocimientos, contrastar ideas y opiniones… Nos ayudan en nuestro crecimiento personal y, sobre todo, a pensar libremente.

Celebrar la lectura y los libros es celebrar nuestra capacidad para seguir aprendiendo, seguir manteniendo esa cualidad infantil del descubrimiento de algo nuevo. Por ello, debemos continuar defendiendo la capacidad de disfrutar de los libros y de la lectura. Animar a que formen parte de nuestra vida. Y, por supuesto, mantenernos alerta tanto ante aquellos que pudieran tener la tentación de prohibirlos o demonizarlos, como de aquellos que consciente o inconscientemente buscan ofrecernos tantas distracciones que, al final, acaben quitándonos la capacidad de seguir interesándonos por ellos.

Feliz Día del libro.

Por Gerardo Miguel, director en Estudio de Comunicación.

@GerardoMiguelb

 

, , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.