De la #comunicación a la #conversación interna

La esfera de la Comunicación Interna en las empresas se está enriqueciendo cada vez más con nuevas herramientas que fomentan la Comunicación entre los diversos niveles de la organización e incluyen informaciones de variado contenido. Por ello, en este universo, una de las palabras dominante como es “Comunicación” empieza a ser sustituida por otra más cercana y personal; “conversación”. El objetivo es claro: lograr en Comunicación Interna algo que vaya más allá de ser meros intercambios de información y aspirar a tener con los empleados y equipos de trabajo una conversación que, como pasa en otros ámbitos de la vida, aporte solidez a la relación.

Así, la antropóloga organizacional Judith E Glaser en su libro “Inteligencia Conversacional” categoriza las conversaciones en tres niveles, de rutinarias a elevadas, y da una serie de consejos que han sido tenidos en cuenta por directivos, gerentes o empleados de importantes corporaciones. Claves que pueden ser útiles a la hora de valorar o enfocar el tipo de “conversación interna” que fomenta nuestra empresa.

Las conversaciones ocurren en tres niveles, según Glaser:

  • Nivel I, conversaciones de intercambio de información, preguntas y respuestas, transacciones informativas sin más transcendencia. Son conversaciones rutinarias.
  • Nivel II, conversaciones en las que se comparten puntos de vista y suelen centrarse en tratar de convencer al otro de nuestros argumentos y posiciones. Las conversaciones de los egos.
  • Nivel III, conversaciones presididas por la presencia en el aquí y ahora, la escucha global y profunda, la consideración empática, la confianza y la esencia comunicativa. Conversaciones con un objetivo y un deseo común de ayudar, comprender, transcender y construir en común.

La primera cuestión es preguntarnos en qué nivel se encuentra la conversación en nuestra organización y, tras el análisis, estudiar cómo y porqué queremos mejorarla. Sin olvidar de hacer convivir una conversación que resulte “inteligente” y requiera de ciertas dosis de reflexión con el automatismo de respuesta que en ocasiones las redes sociales imponen.

Por Ana Rodriguez, consultora sénior de Estudio de Comunicación España.

@Arodriguezgas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.