La comunicación se tiñe de verde

El verde está de moda. También en comunicación, con una avalancha informativa por parte de empresas de todo tipo en la que ponen en valor las medidas ecológicas que están tomando para hacer de éste un mundo mejor. Los medios de comunicación han pasado de dedicar espacios exclusivos pero reducidos a este tipo de información, a incorporarla a sus páginas centrales. El peso de lo medioambiental se ha incrementado notablemente en la cobertura mediática, de manera directamente proporcional al aumento de la concienciación social al respecto.

En este sentido, no cabe vender humo. El humo está mal visto por los periodistas, por la sociedad. Las empresas que pretendan subirse al carro con un mero maquillaje verde van a quedar muy retratadas. Por eso es importante tener la capacidad de discernir entre los distintos tonos de verde que puede llegar a tener la información que genere una compañía. El equipo de comunicación debe tener esa capacidad o coordinarse internamente con otras áreas de la Compañía para llegar a identificar lo verdaderamente noticiable que se esté realizando para poder convertirlo en noticia. Más aún si la empresa vende productos de consumo masivo, que pueden ser objeto de deseo del comprador concienciado o, por el contrario, motivo de boicot consumista al ser identificado con un producto que contamina mucho.

Comuniquen en verde pero, como siempre, eligiendo bien el tono de la información.

Por Juan Francés, socio en Estudio de Comunicación. 

@JuanAFrances
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.