Personalización y los filtros burbujas

Eli Pariser escribió en el año 2011 el libro “The filter bubble” que ahora ha llegado a las librerías españolas publicado por la editorial Taurus con el título “El Filtro Burbuja. Cómo la red decide  lo que leemos y lo que pensamos”. Pariser hace en este libro un análisis de la personalización de la información y de la publicidad que están promoviendo empresas de internet como Google, Facebook, Amazon… mediante el uso de filtros.

Uno de las grandes ventajas que nos ha ofrecido Internet es que ha puesto a nuestra disposición una ingente e inabarcable cantidad de información. Sin embargo, tener la posibilidad de acceder a  tal cantidad de datos no significa estar mejor informados. Pariser explica que las grandes empresas de Internet han desarrollado algoritmos para la personalización de la información que circula por la red que nos ayuda a navegar la red.  Se trata de un sistema de filtrado que toma como base la gran cantidad de información relativa a nuestra vida cotidiana que proporcionamos mediante nuestra navegación y que permite crear un perfil sobre nuestra personalidad.

El autor considera que esta personalización está creando “burbujas” que podrían provocar  que acabemos consumiendo solo aquellos contenidos que coinciden con nuestros intereses o preferencias. Esto, que podría posibilitar la construcción de periódicos personalizados y, de este modo, atraer a aquellos lectores que han abandonado, o nunca estuvieron interesados, por los medios de Internet, conlleva también un riesgo: limitar nuestra exposición, opiniones y realidades a aquellas que coinciden con nuestros intereses obviando las ajenas que podrían ampliar nuestra visión del entorno y del mundo. Como explica Pariser, “en la burbuja de filtros hay menos margen para los encuentros casuales que aportan conocimientos y aprendizaje. Con frecuencia la creatividad se produce gracias a la colisión de ideas procedentes de diferentes disciplinas  culturales”.

Para la gestión de las campañas de comunicación, la personalización  puede contribuir a dirigir de una forma más efectiva nuestros mensajes a nuestros públicos de interés. Sin embargo, también conlleva un riesgo y un reto y es el hecho de que los mensajes acaben constreñidos en un grupo de personas determinados sin posibilidad de acceder a otros grupos que, en algún momento, pudieran estar interesados por lo que queremos contar.

Por Gerardo Miguel, consultor sénior de Estudio de Comunicación España.

@GerardoMiguelb

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.