Receta para manejar la comunicación en un ERE

guiso

Ayer tuve la oportunidad de “colarme” en uno de los muchos talleres de comunicación que organiza DirCom, asociación a la que tengo que alabar por el buen gusto de organizar estos eventos, que tan útiles son para los profesionales de la comunicación. El de ayer me pareció especialmente interesante, dados los tiempos que corren, porque versaba sobre la simbiosis entre la comunicación, a saber, interna y externa, y la estrategia jurídica en procesos de reestructuración laboral.

Si alguno de los que asistió a estas jornadas está pensando ahora, “Esperanza se está inventando el nombre del taller, en la documentación no decía nada de simbiosis…”, seguramente si reflexiona sobre todo lo que en este taller se trató, estará de acuerdo conmigo en que se puede hablar de simbiosis, porque quedó más que claro que, para que un ERE –que es un proceso de por sí traumático para todas las partes implicadas– discurra de la forma menos adversa posible, es necesario orquestar perfectamente ambas estrategias: la jurídica y la de comunicación.

Pilar Cavero, socia coordinadora nacional del área laboral de Cuatrecasas, habló en primer lugar y de su intervención me quedo sin duda con la frase “hay que incardinar estas medidas de reestructuración dentro de un plan estratégico global a medio o largo plazo”. Pilar destacaba que “la negociación es la clave del éxito en un ERE” y lo dice uno de los pesos pesados de la abogacía española en éste área, no sólo por la cantidad de títulos que ostenta sino por su faceta como experta en negociaciones colectivas y planes de redimensionamiento de plantilla, por mencionar algunas de sus competencias.

¿Pero qué sería de una estrategia jurídica bien diseñada y ejecutada a la perfección sin el soporte que permite el disponer –ya antes de que se produzca el anuncio del ERE– de una estrategia de comunicación interna y externa sólida y sin fisuras? En este sentido, no pude más que asentir con la cabeza en numerosas ocasiones durante la ponencia de Charo Gómez, Directora de Estudio de Comunicación. Charo comparaba la comunicación de un ERE con la preparación de un guiso y ofreció algunas pautas para que, con los ingredientes de que disponemos, tratemos de preparar un caldo lo más suculento posible. Me consta que esta veterana de la comunicación tiene a sus espaldas numerosos procesos de reestructuraciones de empresas que darían para escribir varios libros, por lo que doy por hecho que su guiso será suculento. Su receta para manejar la comunicación en un ERE se compone de varios elementos: que “no hay dos EREs iguales”; que “siempre hay que prever el escenario más adverso” y que “es necesario incorporar en un estadio temprano al equipo de comunicación para poder rentabilizar la ventaja que supone para la empresa ser el primero en actuar”.

Si a estas alturas aún hay alguien que piensa que hoy en día un ERE es algo que se ha vuelto cotidiano y rutinario y que no hace falta disponer de un equipo experto para comunicarlo, le recomiendo una tacita de caldo con la receta de Charo Gómez, acompañada, por supuesto, de unas buenas dosis de la estrategia jurídica de Pilar Cavero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.