La reputación empresarial y su valor jurídico

Diario Abierto, 16 de abril de 2015.- Ramón Almendros, director de Estudio de Comunicación España, firma un artículo sobre la importancia de la reputación empresarial.

Especulaciones, rumores y daños económicos

Diario Abierto, 12/06/2012.- Ramón Almendros, director de Estudio de Comunicación, publica un artículo sobre el papel de la Comunicación como antídoto de «especulaciones, rumores y daños económicos».

Secretos a voces

Cinco Días, 05/06/2012.- Artículo de Ramón Almendros, director de Estudio de Comunicación, en el que se refiere a la continua violación de los secretos de sumario, en los conflictos judiciales, y a su repercusión en el campo de la Comunicación corporativa. Si se produce indefensión judicial, mantiene, es de rigor defenderse en el campo mediático.

Cajas de ahorros y clientes

Negocio, 23/02/2011.- Artículo de Ramón Almendros, director de Estudio de Comunicación. Se refiere en él a la necesidad de fidelizar clientes en la nueva situación: “se avecina una guerra comercial despiadada para la captación de los clientes que emigren de su ‘caja de toda la vida’ a las entidades constituidas en las fusiones de varias de ellas y que tienen ya ficha bancaria. Es pues evidente la exigencia de comunicar, y de comunicar mucho y bien”. Puede ver la reseña aquí y acceder a la Web de Negocio o leer el articulo completo.

Cajas o bancos, voces o ecos

Invertia, 25/01/2011.- Artículo de Ramón Almendros, director de Estudio de Comunicación. Comenta el autor las dudas de los expertos respecto a cual sería el modelo más adecuado para la fusión de las Cajas de Ahorro, pero haciendo hincapié en que, sea cual sea, debe de ser fácil de comunicar y explicar a unos mercados ávidos de transparencia. Puede ver la reseña aquí, acceder a la Web de Invertia y leer el texto completo.

Cauces de participación (Negocio)

ramonMás de tres décadas lleva vigente nuestra Constitución y aún hay asuntos esenciales de su espíritu y de su letra que no han progresado más allá del simple enunciado teórico. Por ejemplo, los cauces de participación ciudadana: el llamado (y malinterpretado en nuestra cultura) lobby.

Contiene la Carta Magna un catálogo de derechos fundamentales y deberes de ciudadanos y poderes públicos cuyo simple recuerdo de incumplimiento causa sonrojo: el derecho a una vivienda digna y adecuada, el deber de trabajar y el derecho al trabajo.

Imagen país e imagen de empresa (Diario Abierto)

diarioabiertoLlevamos varios días de caída estripitosa de nuestro mercado de valores, que ha perdido en lo que va de año más de un quince por ciento en su índice más importante. En apenas 25 días de cotización el Ibex ha visto cómo se volatilizaban más de cien millones de euros del valor de sus empresas. Mientras, la prima de riesgo de España supera ya los cien puntos básicos tras la última emisión de deuda.

Rejas en Internet (Diario Abierto)

11rejas en internetComo es conocido, una disposición final, la primera del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, atribuye a una comisión ad hoc del Ministerio de Cultura la capacidad de cerrar sitios de Internet y los acceso a los mismos desde España cuando entienda que se vulneran los derechos de propiedad intelectual. Es la llamada en el anteproyecto legislativo “Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual” a la que los revueltos internautas han bautizado ya como “la SS de Cultura”. Hasta ahora sólo los jueces podían ordenar este tipo de acciones y exclusivamente en los casos de salvaguarda del orden público, la investigación de delitos, la defensa nacional y la seguridad pública.

Aunque el Presidente Zapatero ha salido rapidamente a replicar a la Ministra del ramo, hay bastantes aforismos para sintetizar lo que puede ser una decisión del Gobierno, que debe ratificar nuestro Parlamento, de atribuirse la potestad administrativa de cerrar estas ventanas de comunicación global.: “Poner puertas al campo”, “Encerrar el mar en un vaso”, “Tapar el sol con los dedos”…

Por eso creo que no se podrá meter parte de Internet entre rejas para convertir la Red en sierva de determinados intereses que, cómo no porque la tentación es fuerte, podrían tener también componentes políticos para cualquier comisión ministerial que se precie, sea cual sea el signo ideológico del Gobierno que ejerza. Sin embargo, es reveladora la intención, por mucha “corriente europea” que se arguya, de servirse de algo que siempre se ha llamado censura administrativa. Y no ha quedado claro, pese a las buenas palabras de la Ministra, qué sucederá con los usuarios de esos “sites” que realicen descargas.

Pena digital (El Confidencial)

pena digitalNo es tan tonta la caja como la pintan ni tan inocua. Quien aparece en TV esposado, quien asoma por su pequeña pantalla a la puerta de un juzgado o de una audiencia deja de ser presunto. Su imagen queda para los telediarios, informativos de cualquier formato y aun para los programas de vísceras y casquería, perdón, quería decir del «espíritu rosa», definitivamente presa, firmemente condenada, pase lo que pase en los tribunales. Es el escarnio televisivo, la venganza en la moderna plaza pública, inevitable e irreversible, es la pena digital. En esta materia, la presunción de inocencia todavía no está ni siquiera en fase analógica. Ejemplos en este país y en otros muchos, a centenares.

Parece que ahora cae alguien en la cuenta de una realidad que lleva mucho tiempo siendo, tristemente, cotidiana. Debe ser por que los recientes arrestados vistos con esposas en televisión son políticos en su gran mayoría. ¡Nada menos que políticos! Denigrante, dicen los más; ejemplarizante, algún vocalista aficionado a dar la nota.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.